Facebook Twitter Google +1     Admin

Arboles muertos y mucha tinta

Literatura basura, comics extraños, fotonovelas deformes... La cultura popular que pocos miran, regurgitada aquí

EDITORIAL: Un festejo y una despedida

20150122192351-rb-ban01b-final.jpg

Hace 10 años, a instancias de un amigo, posteaba la primera entrada de este blog. Había varios objetivos en mi cabeza en esos años. Uno era el expresado en ese primer posteo en esta pregunta:

“¿Qué hacemos con todo ese infinito número de hojas de papel (y ahora bits de informacion gracias a la Internet) por las que se han destruido bosques y bosques y que hoy nadie recuerda? ¿Por qué no intentar leer esos otros libros que ya nadie lee?”

Un segundo objetivo, mas personal, era sentirme de nuevo capaz de escribir de manera más o menos frecuente. Acá amerita explicar mi vida en esos años. Me había mudado de Chile a Argenitna en setiembre del 2002, listo para enfrentarme a vivir en pareja, a ser padre y lidiar con la siempre difícil tarea de ser emigrante. Había abandonado el periodismo como profesión con la mudanza (las experiencias profesionales en Chile habían sido decepcionantes, realmente) y, excepto algunos artículos para la revista de cine fantástico La Cosa, escribir se había reducido a lo mínimo. Y poner el blog y obligarme a hacer las reseñas me parecía que era como ir al gimnasio de la escritura, un buen entrenamiento para prepararme para carreras más largas.

Curiosamente, con el tiempo descubrí que este “entrenamiento” se convirtió poco a poco en un espacio vital para poder mover el músculo creativo. Las reseñas de autores olvidados se convertían de a poco en investigaciones en la cultura pop que llevaban de un lado a otro, que daban cuenta de un panorama mucho más complejo que lo que enseñan oficialmente en las clases de literatura. Investigaciones que llevaban a preguntar sobre cómo se hacen los libros, quien los edita, cómo funcionan los mercados, como cambian en el tiempo, cómo tal o cual autor es rescatado del olvido y por qué (pista: la calidad literaria no es condición determinante realmente), etc.

Y también descubrí que había otra gente que le resultaba interesante lo que averiguaba, lo que desenterraba, lo que decía. Gente que en todos estos años han sido determinantes para que siga. A todos ellos, gracias.

Pero, últimamente, sentía que el blog se estaba quedando estancado. Le faltan imágenes. Le falta pegar videos. Le falta hacer notas más largas sobre autores o tendencias o temas. Le falta abrirse a hablar de cine, de comics, de libros de no ficción. Le falta relacionar cultura pop con la realidad. Le faltan otras voces, otras personas que escriban sobre los temas que nos gustan. Le falta un diseño más ágil, que permita buscar notas mejor.

Por eso este blog termina acá. Tras diez años de estar en el mismo lugar en Internet, cambio de dirección electrónica. Confío que todos ustedes me sigan. Espero que la nueva etapa pueda suplir todas las carencias que expuse ahí arriba. Que , aparte de reseñar libros desconocidos o subir una fotonovela bizarra, haya otras exploraciones en el mundo de la cultura pop de derribo. Veamos si lo logramos (si, en plural: vamos a ser varios en el intento =)

Por cierto, los contenidos de este blog no se van. Seguirán aquí disponibles para todo aquel que los quiera ver. Hay demasiado trabajo aquí para desperdiciarlo en una desaparición internética.

Pues lo único que me queda ahora es dejarles la nueva dirección de este blog, para que la pongan en el marcador de su PC y vayan allí a partir de ahora:

 https://arbolesmuertosymuchatinta.wordpress.com/

Señores, Adiós Arboles Muertos y Mucha Tinta

Bienvenido Arboles Muertos Y Mucha Tinta 2.0

22/01/2015 15:23 roberto #. varios

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Anónimo

nice post Thx

Fecha: 29/01/2020 00:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Temas

Archivos

Enlaces

 

 
EDITORIAL: Un festejo y una despedida | Arboles muertos y mucha tinta

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris